Fallo plenario CNCCC sobre recurso de inaplicabilidad de la ley. Sentencias contradictorias.

Nacional \ Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional
Fecha resolución: 30 - Dic - 2020

-El art. 11 de la ley 24.050 no habilita de modo general a obtener una decisión plenaria que revise las sentencias de una Sala de esta Cámara; su objeto es proveer de un remedio excepcional de impugnación en los casos en que la sentencia de la que el interesado se agravia, contradiga otra anterior del mismo tribunal, cuya admisibilidad está condicionada: a) a que la contradicción se refiera a la doctrina jurídica sentada en las respectivas sentencias; b) a que el precedente hubiese sido invocado expresamente antes de la sentencia definitiva de la Sala que interviene; y c) a que se satisfagan los requisitos formales de interposición (voto del juez Sarrabayrouse al que adhirieron los jueces Días, Morin, Llerena, Bruzzone, Jantus y Huarte Petite). Cita de Plenarios “Matarasso” y “Ruiz”

                                                                           

-Por vía del recurso previsto en el art. 11 de la ley 24.050, esta cámara no está llamada a revisar todos los fundamentos de la decisión adoptada, sino sólo en la medida en que su doctrina fuese inconciliable con los de la doctrina sentada por otra sala, y el objeto es fijar la doctrina jurídica plenaria y decidir si el fallo impugnado se ajusta a ese criterio o si debe ser reformado para adecuarlo a la decisión mayoritaria. En cambio, las eventuales divergencias argumentales que pudieran observarse en sentencias de las salas de esta cámara, sobre puntos que no constituyen la doctrina de esas decisiones, no habilitan el remedio excepcional que es de interpretación restrictiva (voto del juez Sarrabayrouse al que adhirieron los jueces Días, Morin, Llerena, Bruzzone, Jantus y Huarte Petite)

 

-A los fines de demostrar la admisibilidad del recurso de inaplicabilidad de ley, no basta con consignar que se ha satisfecho la exigencia de invocación oportuna de los precedentes, sino que se requiere demostrar la existencia de analogía entre las cuestiones propuestas y decididas en cada una de esas sentencias, y el carácter inconciliable de lo decidido entre ellas. La ley requiere que se hubiese hecho valer el precedente antes de la sentencia definitiva del tribunal. Al respecto, el concepto de sentencia definitiva no puede ser entendido con distinto alcance según se trate de la interpretación del art. 457 CPPN, en el juicio de admisibilidad del recurso de casación, o de la admisibilidad del art. 11 de la ley 24.050 (voto del juez Sarrabayrouse al que adhirieron los jueces Días, Morin, Llerena, Bruzzone, Jantus y Huarte Petite)

 

-Si el recurso de inaplicabilidad de ley está dirigido a unificar la interpretación de la ley penal, las decisiones contradictorias deben, necesariamente, surgir de sentencias que hayan puesto fin al proceso con la intervención de un tribunal oral o de un juez de juicios. Y luego de la revisión por el tribunal de casación, deben surgir interpretaciones contradictorias provenientes de diferentes salas. En tal sentido, la jurisprudencia constante de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ha señalado que aquellas decisiones cuya consecuencia sea la obligación de continuar sometido a proceso criminal no reúnen, por regla, la calidad de sentencia definitiva (voto del juez Sarrabayrouse al que adhirieron los jueces Días, Morin, Llerena, Bruzzone, Jantus y Huarte Petite). Cita de Fallos: 249:530; 274:440; 288:159; 298:408; 307:1030; 312:552 y 573; 315:2049)

 

-No se trata de una decisión que reúna los requisitos del art. 457 CPPN si el recurso de inaplicabilidad de ley se dirige a cuestionar la sentencia de esta cámara que no hace más que afirmar una interpretación diversa a la del tipo penal, en el caso el previsto en el art. 146 CP, plausible a la luz de los hechos investigados en el proceso. Es que al revocar la decisión de la cámara de apelaciones que –a su vez- revocó el auto de procesamiento dictado por el juez de instrucción, la resolución señaló la necesidad de realizar un  juicio en el que se discutan en profundidad los hechos del caso. Así, aún existe una posibilidad concreta de que en el marco del debate, se reanude la discusión en torno a la subsunción jurídica de los hechos en virtud de la plataforma fáctica que finalmente se tenga por acreditada (voto del juez Sarrabayrouse al que adhirieron los jueces Días, Morin, Llerena, Bruzzone, Jantus y Huarte Petite)

 

-Es inadmisible el recurso de inaplicabilidad de ley si no se ha explicado adecuadamente, ni se advierte, que se verifique en el caso que la decisión de la sala de esta cámara pueda ser considerada como una “sentencia definitiva” en los términos del art. 11 de la ley 24.050. Ello es así, pues las resoluciones que no ponen fin al pleito ni impiden su continuación sólo generan que la persona imputada continúe sometida a proceso y, por ende, no pueden ser consideradas decisiones definitivas o equiparables a tales por sus efectos, como en el caso de aquellas que anulan un sobreseimiento. La prelación lógica del análisis de tal requisito de admisibilidad formal sobre los restantes –la “invocación expresa” de un precedente de esta cámara y el carácter “contradictorio” de éste frente a lo resuelto por la sala- torna innecesario, en consecuencia, ingresar al examen de estos últimos (voto del juez Magariños).

Descargar archivo 1 : fallos49704.pdf
  COMENTAR