¿Adónde va lo robado?

Nacional \ Corte Suprema de Justicia de la Nación
Fecha resolución: 16 - Feb - 2018
La Corte aprobó una nueva reglamentación sobre efectos secuestrados en
causas penales, tanto para los que no puedan ser devueltos como para
los decomisados. La nueva normativa permite que los bienes muebles
secuestrados en el marco de procesos penales puedan ser destinados a
entidades de bien público.

Mediante la Acordada 2/2018, suscripta por los supremos Ricardo
Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio
Rosatti y Carlos Rosenkrantz, la Corte Suprema de Justicia aprobó la
reglamentación "de los efectos secuestrados en causas penales que no
puedan entregarse a sus dueños y objetos decomisados con finalidad
pública".

Invocando la necesidad "imprescindible" de "instrumentar políticas de
estado consistentes, coordinadas, efectivas y permanentes en el
tiempo" en materia de lucha contra la actividad delictiva, y
reconociendo "la trascendencia que el ordenamiento jurídico le da al
fin social de los bienes que han sido utilizados para cometer el hecho
o el producto de ellos", la Corte decidió implementar medidas para el
mejor aprovechamiento de los bienes secuestrados, que usualmente no
pueden ser entregados a sus dueños pero respecto de los cuales es
necesario preservar su valor.

"La custodia y mantenimiento de aquéllos requiere la adopción de
medidas que implican, en definitiva, erogaciones públicas. Por tanto,
resulta de toda justicia asignarle a estos bienes una finalidad de
utilidad pública de modo tal que, a la par de asegurarse su
conservación, toda la sociedad se beneficie de ellos", resalta el
texto de la Acordada.

Recomendaciones

Además dela aprobación del reglamento, que figura como anexo de la
acordada, la Corte dictó una serie de recomendaciones a los
magistrados que intervengan en este tipo de causase incluso creó una
comisión especial encargada de monitorear el cumplimiento de la nueva
normativa.

A tales efectos, el Alto Tribunal les recordó a todos los magistrados
que, dentro de los treinta días de disponerse el secuestro, deberán
inscribir -con carácter obligatorio e inexcusable- "la información
completa de todos aquellos bienes de cualquier naturaleza que se
encuentren sometidos a decisión jurisdiccional únicamente en la 'Base
General de Datos de Bienes Secuestrados y/o Comisados en causas
Penales de competencia de la Justicia Nacional y Federal'".

"El bien afectado podrá ser asignado provisoriamente para el uso del
Poder Judicial y de las fuerzas de seguridad. Por otra parte, está la
posibilidad de que sea asignado "provisoriamente en carácter de
depositario judicial a entidades con fines de interés público, para el
cumplimiento de sus objetivos específicos y uso dentro del territorio
nacional"

Dónde van a parar los objetos secuestrados

Conforme el texto del anexo, para cada causa se abrirá una cuenta
especial y el producido de la venta de los efectos secuestrados y los
bienes decomisados, deberá ser ingresado por las respectivas
instituciones bancarias a nombre de la Corte. Los bancos además de
informarle al Juzgado respectivo, deberán hacer lo propio con el
Máximo Tribunal.

El reglamento también indica que cuando un juez considere que un bien
secuestrado tenga "utilidad social" deberá ponerlo a disposición de la
Corte, a través de la Subdirección de Gestión Interna y Habilitación,
que decidirá si afecta el bien al Máximo Tribunal y posteriormente lo
tasará, mientras tanto, el bien continuará bajo la órbita del Juzgado.

Según esta normativa, el bien afectado podrá ser asignado
provisoriamente para el uso del Poder Judicial y de las fuerzas de
seguridad. Por otra parte, está la posibilidad de que sea asignado
"provisoriamente en carácter de depositario judicial a entidades con
fines de interés público, para el cumplimiento de sus objetivos
específicos y uso dentro del territorio nacional".

Descargar archivo 1 : fallos46330.pdf
  COMENTAR