Oficina Judicial. Su regulación en el Código Procesal Penal Federal (Ley 27.063 reformado por la Ley 27.482)

El autor afirma que la eficacia procesal es un formato de respuesta tribunalicia que hoy cuenta con rango de derecho humano y que debe ser construido entre los operadores del sistema. A su criterio debe construirse un formato de respuesta que brinde soluciones adecuadas y útiles a los conflictos que se llevan ante esos estrados. Entiende que para mejorar la eficacia de sus decisiones es necesario garantizar el debido proceso. Una fórmula eficaz y poco explorada para reducir el colapso de juzgados y tribunales es la de establecer en el proceso judicial elementos de eficiencia en la gestión de los procedimientos, que, sin cercenar el derecho de defensa, permitan alcanzar la resolución del conflicto judicial reduciendo los recursos necesarios y el tiempo de espera. En este sentido asevera que las leyes procesales tienen que buscar la eficiencia en el procedimiento mediante tres fórmulas: no alargar innecesariamente los procedimientos, facilitar la tramitación y decidir el mayor número de conflictos con el menor número resoluciones posibles.
Descargar archivo 1 : doctrina89537.pdf
  COMENTAR