Fuerzas armadas y seguridad: Ambivalencia crítica en el México democrático

La obligación estatal de brindar seguridad a los gobernados resulta pieza toral dentro de los postulados de un Estado Democrático de Derecho, el cual debe atender a un  respeto  irrestricto  de  los  derechos  fundamentales  de  quienes  deben  ser  su  principal  objeto de resguardo, ello implica el diseño de una política criminal alineada a estándares garantistas adoptados a través de las reformas constitucionales del 2008 y 2011. Asimismo, las autoridades legitimadas para participar en funciones de seguridad pública deben ser 
quienes, para tal efecto, posean por imperio de ley facultades para intervenir operativamente, pues participar de facto  ocasionaría vulneraciones al plano normativo y a la esfera jurídica de los gobernados.

Descargar archivo 1 : doctrina44157.pdf
  COMENTAR